Páginas

20 de octubre de 2014

SOPA CALADA

La “olla con algo más de vaca que carnero”, de la que nos habla Cervantes en la primera página del Quijote, cuando describe al héroe manchego, representa el antecedente del posterior “cocido”, tan arraigado en todas las cocinas regionales españolas. En aquellas ollas, lo mismo que en las actuales, se fraguaban sustanciosos caldos que, una vez despojados de verduras y pitanza, se bebían o se comían con cuchara.

Convendría recordar, cuando se habla de sopa, que, en otros tiempos,  los fideos no constituían la parte sólida de la misma. En tiempos de Cervantes, y aún mucho después, era el pan –pellizcado, desmigado o cortado en finas láminas- quién asumía el papel de darle cuerpo y consistencia al caldo. El propio vocablo “sopa” tiene su origen en esos trozos de pan, “sopas”, que se añadían. La “sopa castellana” o la “sopa de ajo” son un claro exponente del arcaico y, sobre todo, panero origen del término sopa.

El caldo colmaba con generosidad las ollas. El sobrante se guardaba y servía para una segunda comida. En ocasiones, se ofrecía con una fórmula alternativa, que hacía que pareciese un plato diferente. Éste es el caso de la “sopa calada”, un plato alternativo, que recurre a al valor comodín del ajo y a la fragancia del perejil para transformar el caldo del cocido en una sopa diferente. Y he aquí lo sorprendente: sin restarle un punto de sustancia, sino todo lo contrario.



INGREDIENTES

  • Caldo de cocido
  • 1 ajo
  • Perejil
  • 4 huevos
ELABORACIÓN

Se cortan unas sopas de pan lo más finas posibles y se reservan.


Poner a calentar la sopa de cocido que habremos preparado previamente.



Añadir un ajo machado en un mortero y remover en el caldo.


Incorporar el perejil picado.


Dejar en el fuego hasta que comience a hervir y cuando lo haga incorporar las sopas que teníamos reservadas.


Añadir un huevo por comensal. Se dejan que queden escalfados.


Cuando el huevo esté hecho, la sopa estará lista para servir.



NOTAS

1. Podemos adaptar el sabor a ajo de la sopa según nuestros gustos. Para conseguir un sabor más intenso echaremos el ajo machado en un mortero. En cambio, para un sabor menos fuerte, picaremos el ajo en trocitos muy finos o para darle sólo un ligero sabor, añadiremos un par de ajos enteros.
2. Las sopas de pan deberán cortarse muy finas.
3. Es aconsejable utilizar el perejil fresco para que le de más sabor.
4. Si se tiene la oportunidad, esta sopa queda mucho más rica hecha al fuego en una olla de barro. Su sabor se intensifica.


¡BUEN PROVECHO!

38 comentarios:

  1. Maritornes me encanta este tipo de comidas, sobre todo a mi Samiro, en tiempo invernal, no perdona un plato de sopa y si es de pan, mejor que mejor ;)
    Besinos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bego, manos a la obra entonces... ya ves con qué poco lo puedes tener contento!!

      Eliminar
  2. Buenas tardes Maritornes. Qué buena y típica sopa que nos has preparado. Yo recuerdo este plato que lo preparaba mi madre, no sé si por falta de recursos, pero en casa nunca faltaba la sopa de cocido con las rebanadas de pan. Esta receta tuya me trae muy buenos recuerdos.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta sopa suele llevarte al pasado... la pena es que es una receta, que se está quedando en el olvido.

      Eliminar
  3. La recetas de nuestros mayores siempre vigente¡Que riquísima!
    Siempre la hemos comido en casa
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Una receta tradicional y estupenda para este invierno. Estos platos de toda la vida son la base de la cocina. Me encanta.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marqués. Desde luego es un plato estupendo para el tiempo que está por llegar. No hay nada más reconfortante en invierno que un buen plato de sopa caliente.

      Eliminar
  5. Hola guapísima !!!!
    Mañana precisamente hago cocido. Por aquí hace todavía mucha calor, pero es que tengo ganas de cuchara y los he mentalizado, repartiré abanicos, así en una mano la cuchara y con la otra mano nos daremos aire jaja
    Pero tu sopa, bien puede caer por la noche, por lo menos para dos, seguro. No la conocía Maritornes, pero vamos, que me ha encantado, como siempre lo que se cuece en tu cocina huele divino.
    Así que ya te contaré...lo malo que yo de noche no sé sacar fotos jaja, y por eso muchas veces hago recetas y no las puedo mandar a los blogs amigos, quedan de vergüenza :)
    Besotes regordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, aunque no haya pruebas gráficas, me conformo con saber tu opinión sobre la sopa. Espero que os guste mucho y que no se quejen mucho cuando tengan en la mesa ese plato calentito. La técnica que me cuentas del abanico, me parece perfecta, jaja.

      Eliminar
  6. Si, eso del pan de sopas aquí es lo más tradicional, el día que a alguien se le ocurra hacer una sopa mallorquina con fideos la hemos fastidiado, jajaja.
    Un buen caldo de cocido no necesita de muchos adornos, me gusta tu sopa calada como me gusta venir por aquí!!
    Un besazo guapa, que tengas una buena semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, Nuria. Un buen caldo de cocido no necesita de muchos adornos. Y el ejemplo lo tenemos en esta sopa. Es curioso que con un simple ajo y un poco perejil, tengamos una sopa completamente diferente. Por cierto, desconocía lo de la sopa mallorquina. Buscaré en tu blog a ver si la encuentro.

      Eliminar
  7. Mary, simplemente te diré que de niña mi abuela me preparaba sopa de ajo. y mi padre siempre ponía trocitos de pan en su sopa. Fíjate como los inmigrantes, a pesar de las distancias, seguían con sus costumbres.
    Besos desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/10/que-es-el-agar-agar.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo bueno, Norma, que a pesar de la distancia, se sigan manteniendo vivas las costumbres. Es nuestro mejor legado.

      Eliminar
  8. Hola pesiosa como siempre me ha encantado la introducion de la receta aqui solo es costumbre por lo menos en mi familia lo recuerdo asi hacer sopas de pan en invierno pero esta que hoy me has descubierto no la conocía.
    Tomo buena nota para hacerla cuando empiecen las heladas y el frio que es cuando en casa les apetece comer cocido .
    Siempre he echo sopa de fideos a mi me gustan los gruesos a ellos los finos asi que alguna que otra vez he echo dos ollas jaja con el caldo del cocido pero la proxima vez los sorprendre con esta que ademas con el huevo es de lo mas completita.
    Como siempre un placer venir a visitarte ,el post la receta y las fotos son de 20 points.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es un buen plato para un día frío de invierno. Así que guarda la receta, que no creo que tardes mucho en poder hacerla. Y ya ves, Chus, con las sopas de pan, te ahorras tener que poner dos ollas al fuego, jaja. Ya me contarás qué te ha parecido si la pruebas.

      Eliminar
  9. Que cosa mas rica a mi me encanta entras en calor y te entona muchisimo el cuerpo!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres de mi opinión, un buen caldito te quita todos los males. ;)

      Eliminar
  10. Que casualidad, hoy hice cocido y siempre guardo caldo para sopa, ahora probaré tu sopa calada que me parece riquísima.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta leer tus historias que nos traen la comida tal y como fue en su origen y no tal y como nos la han contado desde hace tan poco tiempo los fabricantes de fideos... Es de sentido común que las sopas no llevaran fideos cuando la pasta se hacía a mano, pero a veces no nos paramos a pensar esas pequeñas cosas.

    Y lo mismo que me espanta que los peques de ahora crean que los nuggets salen de un arbusto, a veces me sorprendo dando por buenas cosas que solo si se piensan un segundo... es obvio que no lo son!

    En fin, que con la de pan que hago yo, te podrás imaginar que los que por lo que sea no salen del todo bien (cosas como olvidarme la sal) acaban en un puchero de caldo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se dan demasiadas cosas por hecho y nos paramos a pensar poco, Ana... Por eso viene bien, que de vez en cuando se nos refresquen las ideas, jaja. Por cierto, no quiero ni imaginar lo buena que debe estar esta sopa con uno de esos panes tuyos (aunque sean de los que salen medio mal). Es lo único que le falta a esta sopa; que el pan sea casero.

      Eliminar
  12. Una sopa de 10, las sopas de pan suelen ser muy ricas todas, y esta con el caldo del cocido un lujo, me encanta, besos

    ResponderEliminar
  13. qué buen plato!!! y qué presentación!!! saludossss

    ResponderEliminar
  14. Me recuerda las sopas castellanas que preparaba la madre de mi marido. Sopas con pocos recursos, pero llenas de sabor y propiedades. Como siempre, una riqueza de plato, no por sus propiedades solamente, sino por su antigüedad y lo que representa.

    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A simple vista recuerda a la sopa castellana, aunque al aprovechar el caldo del cocido, el sabor cambia mucho.

      Eliminar
  15. Mi querida amiga, como me ha dejado esta rica sopa, con esos ingredientes sencillos, de toda la vida, como es ese caldo del cocido, y ese pan, es una delicia entrar a tu blog, parece , estas en esos tiempor que se hacian cosas tan maravillosa como esta sopa, en fin decirte que es una receta de las que yo les llamo joyas. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. Estos platos nos demuestran que con poca cosa, podemos disfrutar de una comida de lujo.

      Eliminar
  16. Recuerda a la sopa de ajo, no?
    La verdad que nunca he comido ni una ni otra, pero no porque no las vea apetitosas sino porque no se hacían en mi familia...
    Me ha encantado la documentación que haces de la receta .
    Y se ve realmente tentadora! Apuntada queda!
    Besos y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A simple vista recuerda a la sopa de ajo por el pan, pero el sabor cambia de una a otra. Lo que no me puedo creer es que no hayas probado ninguna, Carmen. A eso tienes que ponerle remedio!! jaja. Pruébala y verás como te gusta... Luego me cuentas.

      Eliminar
  17. Hay madre que delicia de sopa!!! me encanta venir a visitarte porque me encanta tus recetas son tradicionales de las de toda la vida que son las mas ricas y con tu toque personal, me encanta seguro que está buenísima!!!! que ganas me han entrado de probarla, muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata... de rescatar recetas de las de toda la vida, para que no caigan en el olvido.

      Eliminar
  18. qué cosa mas sencilla pero tiene pinta de resucitar a un muerto, apuntadísima queda!!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién podría resistirse a un plato de estos en un día frío de invierno? No lo podrías definir mejor. Esta sopa resucita a un muerto!!

      Eliminar
  19. Yo me quedo alucinada cada vez que publicas una entrada ¡siempre aprendo algo nuevo! No conocía esta sopa, pero un plato de ella tiene que ser lo más reconfortante del mundo un día de invierno. Gracias por compartirla con nosotros

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pienso lo mismo, Cuca. Un plato de estos resucita el cuerpo el cuerpo y el alma!!

      Eliminar

Los comentarios en un blog son necesarios. Escribe lo que estás pensando a cerca de la entrada...