Páginas

14 de julio de 2014

TORTILLA EN SALSA

Nadie dudará que la tortilla de patatas es uno de los platos más emblemáticos de  todas las regiones españolas. Y no deja de resultar curioso que,  a pesar de su extrema sencillez, las diferencias que puede haber entre unas tortillas y otras son abismales, como si de recetas diferentes se tratara. De hecho una buena, muy buena tortilla de patatas, a la que pusieran un diez un grupo de variados y exigentes comensales, es muy difícil de conseguir.

En La Mancha, desde que hubo patatas, hubo tortillas. Unas mejores que otras; algunas con algún ingrediente intruso (caso de la cebolla) y otros con refuerzos que servían de complemento (jamón,  bonito en escabeche, espárragos, etc.), aumentando así  la relación de posibles tortillas casi hasta el infinito.
Para nuestra receta nos quedamos con la tortilla clásica. Recordamos que cuando se hacía de talla XL, en la sartén más grande, para que sobrara y comerla fría en refrigerios posteriores, cabía una alternativa. Una alternativa que la convertía en un plato nuevo y diferente: la tortilla en salsa.

Esta salsa, como reconocerás querido lector si te has adentrado en más recetas de este quijotesco blog, no deja de ser una versión más del sempiterno ajillo; la genialidad por antonomasia de la cocina manchega.

Debidamente troceada pues (en porciones triangulares mejor que en cuadrados), se entregaba la tortilla sobrante, de nuevo, a las fauces de la sartén. Y allí era recibida y arropada por una emulsión acuosa de aceite, sal y pimentón. Se dejaba que diera un hervor y a la mesa salía un plato diferente, sabroso y caliente, en el que, por supuesto, se podía mojar más pan y engañar mejor el hambre.



INGREDIENTES

  • 1 tortilla de patatas
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de Pimentón de la Vera
  • 1/2 cucharadita de harina
  • Agua

ELABORACIÓN

Para la elaboración de esta receta, previamente se ha preparado antes una tortilla de patatas al estilo tradicional.



En una sartén con un chorreón de aceite de oliva se fríen los ajos laminados hasta que empiezan a dorarse.


Se retira la sartén del fuego y se añaden dos cucharaditas de Pimentón de la Vera. Remover para que no se queme.


Se añade media cucharadita de harina para que espese un poco y se remueve todo.


A continuación, incorporamos el agua y dejamos que hierva un poco.



Incorporamos la tortilla cortada en triángulos y la dejamos que hervir. Le damos la vuelta y realizamos la misma operación.


Una vez en el plato, para mayor chispa y si se quiere, espolvorear ligeramente de cayena.




NOTAS

1. Esta es una receta de aprovechamiento, por tanto, para su elaboración, se pueden utilizar restos de tortilla del día anterior.
2. Si se quiere, una vez incorporados el pimentón y la harina, se puede añadir una cucharadita de tomate frito.
3. En algunas casas, junto con el ajo, sofríen también cebolla.
4. Si no os gusta el picante, como es natural, se puede prescindir de la cayena.



¡A COMER!

26 comentarios:

  1. Tengo que probarla, tiene que estar muy rica con la salsita, besos

    ResponderEliminar
  2. Buenooo, si la tortilla en sí ya es una delicia, con esta salsa que le has preparado tiene una que chuparse hasta el plato!!

    Besinesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haz la prueba, Merchi y luego me lo cuentas!!

      Eliminar
  3. Creo que pocos son los que no les gusta la tortilla dijo yo, por que yo me pierdo por ella, la desayuna, al mediodia y como cena no me la pierdo y asi con esa salsita picante vaya doblemente buenaaaa¡¡¡, bikiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A una tortilla no se le dice que no en ningún momento... A mi me pasa como a ti, que me gusta a cualquier hora.

      Eliminar
  4. Una receta estupenda de aprovechamiento. Habrá que probarla.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensaba que tú si que la conocerías... Pero si no es así y la pruebas, ya me cuentas.

      Eliminar
  5. Yo soy incapaz de hacer una tortilla. Admito que enseguida organizo un tremendo lío de huevo roto, patatas desparramadas y cebolla cruda...

    Es porque como en casa se come super ligero, las tortillas de patata son como para ocasiones más especiales, y claro, se hacen de higos a brevas y así una no puede aprender.

    Pero además, te da igual como salga, alguien la encontrará poco cuajada, alguien dirá que sosa y alguien que el huevo más líquido... cuestión de gustos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, aquí da igual si la tortilla sale más fea... la salsa le disimula todo.

      Eliminar
  6. Hola pesiosaaaaaaaaaaa como me alegra leerte de nuevo despues de tantooooooooo tiempo ,hace unos cuantos dias publique tu ajillo de esparragos mira que nos gusta en casa al final ya me dice mi hijo que va a terminar aburriendolo jajaja.
    La tortilla guisada es tipica en el bierzo o por lo menos la primera vez que la comi fue alli ,pero alli la hacen con salsa de tomate ,entera y en una cazuela yo tambien la hago asi alguna vez que consigo me sobre cuando la hago porque ayer la hice para cenar y ni un poquito sobro con lo que me gusta a mi al dia siguiente.
    Tomo nota de la salsa e intentare hacer dos tortillas la proxima vez para catarla ya te contare.
    Como siempre un post y receta de 20 points.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!! Últimamente he tenido esto muy abandonado, pero en unos días estaré por aquí con las pilas cargadas. Ahora mismo voy a ver el ajillo. Qué alegría me da ver que te quedas con algunos platos de mi tierra...

      Eliminar
  7. Me encanta, es una manera estupenda de reciclar una tortilla de patatas si te sobra.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y parece una comida totalmente distinta...

      Eliminar
  8. Pues hija a mi las tortillas me encantan y como mas las hago es con mucha cebolla bien pochadita y pimiento verde troceado que quede todo bien hecho, ese frito lo añado a los huevos que tengo dentro del bol con las patatas y hago la tortilla, ya se que asi las hace mucha gente, pero para mis hijos como esta no les gusta ninguna, ya se sabe que la mejor tortilla es la que hace mi madre, eso dicen todos los hijos del mundo jajaja, a mi nunca me sobro tortilla pero ya me anoto el truquito, un besito y feliz verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mamen, la tortilla admite casi de todo... y está muy bien que cada uno la adapte a sus gustos. Aquí intentamos hacer platos de la forma más tradicional posible, así que no podía ser de otra forma que una simple tortilla de patatas, sin añadidos... únicamente, esta salsa, que le da un toque especial. Te la recomiendo.

      Eliminar
  9. Que delicia no me pierdo en probar esta receta!!besos

    ResponderEliminar
  10. Pues más vale que me he pasado para despedirme porque me habría perdido esta pedazo de tortilla! El problema es que en casa no sobra jamás, y aunque hiciera más cantidad tampoco sobraría,jajaja. Pero en fin, tendré que hacer tres para probarla en salsita!
    Guapa, cierro el blog hasta septiembre, así que nos vemos a la vuelta!! Que pases un verano fantástico!!
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, si no sobra tortilla, se hace especialmente para hacerla en salsa, pero pruébala, porque seguro que te gusta. Espero que disfrutes tus vacaciones y aquí estaremos a la vuelta!!

      Eliminar
  11. Mi casa, és alguna de esas, en las que se pone a freir cebolla y un tomate maduro, y a cocer echamos un par de hojas de laurel, que rica! ah! mi madre siempre le ha llamado tortilla guisada, y me has recordado que hace tiempo que no la preparo. Yo, a veces la hago espresamente así, otras veces mitad seca mitad guisada, porque así se puede elegir.

    Besitosss GUAPETONA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu madre está en lo cierto. A esta tortilla se le llama tortilla en salsa o tortilla guisada. Y veo que las dos compartis la misma opinión que yo; que esta tortilla, está para chuparse los dedos.

      Eliminar
  12. Mi querida amiga, te echo de menos, y ya tengo gana de que vuelvas, para disfrutar de tus ricas recetas que ya sabes para mi son maravillosas, esta tortilla con esa salsica para volverse loca. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me tienes por estos lares otra vez! Tenía esto un poco abandonada, pero espero ponerme al día muy pronto. Me alegra que te guste la tortilla.

      Eliminar
  13. Hola guapetona, ya veo que algunas hemos vuelto a la vida bloguera y otras remolonean un poco más jaja
    Me había perdido esta tortilla en salsa tan estupenda, no la había visto así nunca.
    En mi casa por muy grande que la haga, nunca sobre. La próxima vez, haré una para esconderla, porque de otra forma va a ser imposible el paso de la salsa :)
    Besotes gordos, mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha costado un poquito volver, sí que es cierto, pero empieza Septiembre y empieza la rutina, así que aquí estamos de vuelta. En mi casa tampoco suele sobrar nunca la tortilla, por eso, la hago especialmente para hacerla con salsa. Ya verás como si la probáis, se resisten a comérsela para dejarte llegar al último paso de la salsa.

      Eliminar

Los comentarios en un blog son necesarios. Escribe lo que estás pensando a cerca de la entrada...