Páginas

22 de mayo de 2014

HABAS FRITAS

Uno de los primeros frutos de temporada que ofrecían las huertas manchegas eran las habas. Los hortelanos, que acudían con sus carros los días de mercado, competían entre sí por ser los primeros en ofrecerlas. Los de Bolaños de Calatrava, seguramente por la herencia morisca de la población (los musulmanes españoles fueron unos excelentes hortelanos), tenían renombrada fama.
Las oblongas semillas del haba ya son un manjar si se comen crudas, entre comidas o entre platos, incluso como postre. Especialmente sabrosas resultan con unos granos de sal o echándolas a la boca junto con un trocito de bacalao. Todavía se dan cita en las primaveras manchegas festivas reuniones de amigos, en las mismas huertas, alrededor de una espuerta de habas, con una raspa de bacalao, y bajo promesa inviolable de incansables rondas del porrón o la bota; tal y como se hacía en épocas remotas.
El plato que presentamos es genuinamente manchego; sencillo y fácil de hacer. Generalmente, constituye un primer plato en las cenas, pero pude utilizarse también en el almuerzo (comida) o como guarnición de carnes y pescados.



INGREDIENTES

  • 1 Kg. de Habas 
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal


ELABORACIÓN

Limpiamos las vainas.


Con cuidado, se quitan las fibras laterales.



Se parten en trozos, dejando el grano dentro.


En una sartén ponemos aceite y freímos las vainas a fuego medio. Les vamos dando la vuelta de vez en cuando.



Una vez que las habas estén fritas, incorporamos dos huevos y los revolvemos junto a las habas.


¡Y A COMER!




NOTAS

Sólo un par de secretos de avezado cocinero hay que tener presente:

1. Las habas deben ser tiernas, con las simientes sin alcanzar su máximo desarrollo.
2. Hay que eliminar los extremos de la vaina y las fibras laterales (si las hubiera) sin cortar los bordes, simplemente tirando con el dedo y el cuchillo de ellas. De esta forma no se abre la vaina y no salen al exterior los granos.
3. La  fritura ha de realizarse a fuego medio-bajo, con paciencia, dando frecuentes y cuidadosas vueltas a los trozos de habas en la sartén. Y, por supuesto, nada de cocerlas previamente. Deben mantener su sabor a huerta, el carácter bravío y agreste que las caracteriza.
4. Pueden comerse frías o calientes.
5. Si queremos, también se les puede incorporar jamón.

63 comentarios:

  1. Así es de la única manera que se las come mi marido. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, a freir habas toca para mimarlo un poco, jeje.

      Eliminar
  2. Deliciosas. Y si son tiernas, con vaina.
    Yo suelo tener habas tiernas, y en casa nos encantan. El último descubrimiento fue hacerlas en ajillo, un auténtico placer comerlas así.
    Lo del bacalao lo probaré me has dejado con la curiosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que da de sí un ajillo, ¿verdad?. Si las pruebas con bacalao, las tienes que comer en crudo. Un granito y un trozo de bacalao en salazón...

      Eliminar
  3. Hola guapísima, cómo me gusta que me cuentes costumbres típicas de tu tierra....aunque sean de las que se van perdiendo con el paso de la vida moderna.
    Y para mí fue un descubrimiento desde hace unos días que lo vi en otro blog, que las vainas de las habas se comen. De verdad, no tenía ni idea.
    Claro que me imagino que serán una habas inmejorables, con la ternura de la huerta al lado, porque las que yo compro y las que se hicieron siempre en casa, dudo, que con esa fritura a fuego lento, terminasen ablandando hasta el punto de conseguir un delicioso plato.
    Si no hay más que ver el tuyo, que dan ganas de coger un trocito de pan, para empujar hasta el último grano.
    Sencillo, riquísimo y con sabor de los de verdad. Un lujazo.
    Besotes, mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, la cocina manchega, es una cocina pobre, aprovechando todo, en este caso no solo los granos... Te recomiendo que las pruebes si no lo has hecho nunca, verás cómo te gustan. Y sí, cuanto más tiernas estén, mucho mejor para freírlas y más ricas. Con las que tu me dices que compras, puedes probar a hacer un arroz. Cocina de pobres, pero deliciosa...

      Eliminar
  4. Cuanto tiempo amiga! Que de recetas buenas y variadas has hecho en esto tiempo, me han gustado todas! Vengo con el tenedor en la mano para catar tus habas fritas. Que alegria leer tu comentario despues de tanto tiempo sin publicar! un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido de nuevo, Álvaro! Un placer volver a tenerte por aquí. El plato lo tienes preparado en la mesa, para cuando llegues.

      Eliminar
  5. Es un básico en mi cocina, como están de buenas, deseando de hacerlas este año.
    Ahora veo las tuyas y se me hace la boca agua jajjaja
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aprovecha la temporada, que ya nos queda poquito para poder disfrutarlas...

      Eliminar
  6. Hola !
    Pues fíjate que asi no las he preparado nunca. Suelo hacerlas cocidas con salsa de tomate o ensalada, pero fritas no, las probaré ;)
    Gracias preciosa. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando las pruebes me cuentas, Bego. Verás como te gustan...

      Eliminar
  7. Nunca he comido las habas con cascara, este año no plante pero siempre las desvainaba y comia solo el grano, pero las probarea si, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las pruebas, te encontrarás con un sabor diferente a cuando se hace el grano solo, pero verás como repites...

      Eliminar
  8. Que gracia me han hecho tus consejos paisana... porque yo éste año he descubierto que sancochandolas, me gustan mas. Te diré que a mi las habas nunca me han hecho mucha gracia, precisamente por ese sabor bravío, así que mi receta, freir bastante cebollita y unos taquitos de jamón , y así de ésta manera me pasan mucho mejor! jijii, sin embargo a mi hijo mayor, le encantan las habas pero bien granadas, sin baina, para gustos los colores! Es cierto que en la Mancha tienen mucha aceptación, rara és la casa que no tiene un ranchito sembrado de habas, para el consumo familiar. Mi madre me decia cuando era pequeña, que eran muy buenas para renovar la sangre... y yo le decia: pues me como unas cuantas crudas que me gustan mas y vale! jijii.
    GRACIAS por tu amable coment. que el otro dia me fuí tan deprisa, que ni cuenta me dí.

    Besitosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! se me olvidaba, ayer hice el ajillo de espárragos, como el tiempo está tan frio, me entono el cuerpo de maravilla, que ricos! como muy bien dices , un plato para no dejar en el olvido!

      Mass Besitosss.

      Eliminar
    2. ¿Una manchega a la que no le gustan las habas fritas? Bueno, haremos como que no hemos leído eso de que las cueces, jaja. Y te lo perdonaremos, porque hay que comerlas, que son muy buenas para renovar la sangre!! Eso sí, en este blog, hay que hacerlas de forma tradicional, como se hacen en la mayoría de las casas. Por cierto, me alegra mucho que os haya gustado el ajillo de espárragos.

      Eliminar
  9. Como siempre un post fantastico , mira por donde que hacer tu receta no me va a costar mucho por que en unos dias ya las podre comer ,mi tia las siembra siempre y me da unas cuantas hasta que se terminan en casa solo me gustan a mi aqui les llamamos peliqueiras a estas habas ,no me consta que aqui se coman crudas como dices , luego te dejo el link con la receta que publique el año pasado con ellas.
    Te han quedado de relujo y lo mejor es que estaran de muerte de relenta,de buena gana me comia un platito ummmmmmmmmm.
    Como te decia aqui estan mis peliqueiras con refrito de jamòn , por si te animas hacerlas asi.
    http://siguiendoanenalinda.blogspot.com.es/2013/06/peliqueiras-con-refrito-de-jamon.html
    Bicos mil y feliz semana wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte de tener una tía que te regale habas recién cogidas del huerto. ¡Eso si que es un lujo!. Acabo de ver tu receta y ahí ya te comenté que por aquí se comen crudas. El grano sólo, se parte por la mitad y se le pone un poquito de sal. Pruébalas y me cuentas... Yo por mi parte, aprovecharé unas pocas que me quedaron, para hacer tu receta. Seguro que está muy rica.

      Un besazo

      Eliminar
  10. Un revuelto¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡para chuparse los ,muy rico, y con el cariño que tu lo cocinas mas rico, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los platos se quedaron limpios... con eso se dice todo, Adita.

      Eliminar
  11. ñam ñam cenita rica :)

    www.acomerconmama.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Uinsss, lo siento, pero es que no me gustan las habas, jajaja, Pero es un placer venir a verte y es un placer leer tus entradas, eso siempre merece la pena!!
    Un besito grande, guapísima, que tengas un finde estupendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, por esta vez te perdonaremos y te se te hará otra comida, jaja. Pero no te acostumbres... Muchas gracias por tu visita y por tus palabras. La próxima vez intentaremos que la receta coincida con tus gustos. :)

      Eliminar
  13. Mi querida amiga, como siempre una entrada y un plato de lo mas agradable, por aqui se comen mucho las habas, y sobre todo crudas con bacalao, o con cualquier salado, asi con la piel y fritas tengo que probarlas, por que seguro que son un manjar, cuanto me gustan tus recetas son siempre tesoros tradicionales. Mil besicos cielo mio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María!! Si las pruebas así fritas, ya me contarás qué te parecen. Verás cómo si las pruebas te quedas con la receta para repetirla muchas veces.

      Eliminar
  14. Recuerdo que mi padre q.e.d. cultivaba un pequeño huerto como hobby, y entre lechugas, tomates y alguno que otro tesoro, también recogía las habas de mayo. Yo no podía con ellas y mi madre siempre las preparaba de la misma forma: guisadas con patatas y chorizo o jamón. Pasado el tiempo, he valorado lo exquisitas que son, y la pena es que ya no he podido compartirlas con mi amadísimo padre.
    Nunca las he visto fritas y seguro que están buenísimas, de modo que me ha encantado tu post, por la calidad de la receta, y por los buenos recuerdos que me han traído.

    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer poder contribuir a traerte buenos recuerdos. Y es que esa es la esencia de estas recetas tradicionales, que nos pueden transportar a sitios y recordar a personas aunque no estén presentes.

      Eliminar
  15. Me encantan las habas!! Mi debilidad son crudas, es todo un vicio! pero me encantan cocinadas, con jamón, en un guiso, ummm! sin duda me apunto esta manera ya que con huevo tienen que estar también impresionantes! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan las habas, esta es tu receta!

      Eliminar
  16. Es un plato que me encanta!!y ademas es super sano!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y rápido de preparar... ¿qué mas se le puede pedir?

      Eliminar
  17. Tiene que estar buenisimo:::!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Estarán de rechupete, claro que sí!!! nunca las he comido así cocinadas, qué buena idea!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás si te decides a hacerlas...

      Eliminar
  19. Yo tengo un recuerdo de pequeña viendo a mi abuela pelarlas y luego guardar la vaina para hacer la menestra,y ahora yo sigo haciendo lo mismo, nunca las comí de esta manera, ósea que me apunto la receta para probarla que por lo que dices está de muerte.
    Besos cris y Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que muchos de nosotros tenemos la misma imagen de nuestras abuelas. Qué agradable, verlas cocinar.

      Eliminar
  20. Buenas tardes Maritornes. Una receta muy fácil pero al mismo tiempo muy sana y exquisita, esta habas fritas a fuego medio con los huevos es todo un lujo. A mí también me gusta comerlas crudas y están deliciosas.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, esta es una receta de esas que lo tiene todo: secilla, sana, rica y barata... ¿qué más le podemos pedir?

      Eliminar
  21. Con que poquitos ingredientes se puede preparar un plato tan rico, fácil, sano y económico, que con los tiempos como están viene de perlas. Además va bien como plato único, o para acompañar tanto carnes como pescados, vamos que lo tiene todo reina.

    Besinesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo Merchi, es un plato muy completo.

      Eliminar
  22. Hola Maritornes,
    Estupenda receta, me has dado una idea para preparar la cena de hoy ;)
    Muchas gracias por tu comentario en mi blog, ha sido un placer descubrir el tuyo, así que me quedo por aquí ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Nora. Un placer tenerte por aquí... y poder inspirarte en tus cenas.

      Eliminar
  23. este plato ha sido mi cena durante unas cuantas semans del ultimo mes...me encanta! tan sencillo y lleno de sabor y encima bien sano, que gusto da comerse los productos de siempre sin apenas elaboracion! un besico y que empieces bien la semana

    ResponderEliminar
  24. En mi casa también suele servirse como cena... y creo que yo podría estar cenando habas todas las noches mientras haya.

    ResponderEliminar
  25. Nunca he comido habas sin desgranar.... ¡que cosa! tengo que probarlas si o si

    besitos

    Youtube: Monica-Saboreando las estrellas

    Blog: Saboreando las estrellas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mónica, nunca es tarde para probar cosas nuevas, así que ya me contarás...

      Eliminar
  26. Como me gusta!
    Las habas tiernas en su vaina es una delicia, un placer comerlas, yo también las hago igual...
    Además solas, en ensalada, con un trocito de bacalao (como le gustaba a mi padre).
    muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa como a ti... que de cualquier forma me encantan!!

      Eliminar
  27. Estas si que son una habas que por aquí se ven mucho pero yo nunca las probe, tendre que probarlas algun dia, bikiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy....

      Eliminar
  28. Hola Maritornes,
    He probado tu receta, esta buenísima ;) y rápida. le he añadido un toquecito personal (le he puesto un ajo, al final un poco de comino por encima), ha sido una buena idea. Muchas gracias
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te hayan gustado. Por aquí hay quien también le añade ajo (con comino nunca las he visto) y están muy ricas, pero en el blog intento mantenerme lo más fiel posible a la receta tradicional.

      Eliminar
  29. Hablas de su sabor agreste y bravío que las caracteriza... y así es, así me sabían cuando mi madre me las hacía comer, hasta que descubrí, ya grande, sus exquisitos granos repelados.
    Besoss Mary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No a todo el mundo le gustan con la piel, precisamente por ese sabor... Así que desgranadas, es otra opción.

      Eliminar
  30. Pues fijate que tengo hechos los revueltos de habas con jamon, pero solo el grano, pero este manjar no me lo pierdo, suelo hechar alguna vaina al hacer alcachofas rellenas con guisantes y habas, queda anotado guapa, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el sur no tenéis tanta costumbre de hacerlas con la piel. Pero te recomiendo que las pruebes, verás cómo te gustan y repites.

      Eliminar
  31. Me encantan las habas. Yo las suelo hacer también con vaina que las deja más suaves y estupendas. Es una de mis verduras favoritas.

    Saludos

    ResponderEliminar

Los comentarios en un blog son necesarios. Escribe lo que estás pensando a cerca de la entrada...