Páginas

25 de noviembre de 2013

PALOMINOS CON ARROZ

Cuando nos presenta Cervantes al hidalgo D. Alonso Quijano, en ese inefable primer capítulo del Quijote, considera imprescindible informar al lector de su régimen alimenticio semanal. No podía faltar, a juicio de D. Miguel, cumplida relación de las comidas habituales que servían de sustento al más internacional de sus personajes, a la hora de abordar la descripción de éste. ¡Hasta tal punto colige el autor que se  es, en gran medida, lo que se come! Y así, nos viene a decir que el ilustre hidalgo cerraba la semana con “algún palomino de añadidura los domingos”.

El consumo de palomas, tórtolas y codornices ha sido tradicional en La Mancha. En muchas casas, el arroz caldoso con alguna de las citadas aves –también con  pollo, gallina o conejo- era rito y obligación dominical. La llegada del frigorífico y el supermercado puso fin a esta secular costumbre. Aquellos arroces tenían un halo de festividad y se hacían extensivos a las bodas. El famoso “guiso de bodas”, plato de ilustre y de sustancia donde los haya,  con que se obsequiaba a los familiares y amigos en los desposorios manchegos, no se aleja demasiado de la receta que ahora presentamos.

Hemos elegido la codorniz por ser “el palomino” más fácil de encontrar en los mercados actuales. Hace años se echaba mano de un ave del corral o del palomar con normalidad. En muchas casas manchegas, su uso formaba parte de la dieta habitual, a la que enriquecían; por eso se criaban y cuidaban con esmero.

Y no podemos dejar de mencionar, antes de irnos al fogón, que  ahora que se han cerrado los palomares, porque la vida discurre por otros cauces, nos causa verdadera pena ver las condiciones en las que viven las palomas en muchos pueblos de La Mancha, cómo son perseguidas y masacradas sin provecho ni utilidad alguna. La paloma es un animal doméstico con una fuerte querencia:  nunca se va del entrono en el que nace; algo que, sin duda, ocasiona perjuicios en tejados y cubiertas. Pero no debemos olvidar que esa conducta de insobornable fidelidad al palomar ha sido seleccionada y propiciada por el hombre.  No son ellas unas parásitas, vinculadas de manera enfermiza a la ciudad, sino siglos de explotación por parte del ser humano –y ahora de rechazo- los que han generado el  problema.




INGREDIENTES

(Para 4 personas)
  • 4 codornices
  • 300 gr de arroz redondo
  • Aceite
  • Pimentón de la Vera
  • Pimiento seco
  • 3 dientes de ajo
  • Manojo de perejil seco
  • Sal

ELABORACIÓN

Se parten las codornices en cuatro trozos, se salan y doran a fuego lento en la sartén. Se añaden los ajos y se apartan antes de que se quemen.



En una cacerola se echan las codornices y el aceite de freírlas (no todo) y se hierven a fuego lento durante 40 minutos con el pimiento seco.


Se majan los ajos, el perejil y la sal en el mortero. Si se pueden salvar los higadillos, ya fritos, (con las palomas si se puede) también se ponen en el mortero.



 Todo el majado se echa a la cacerola junto con dos cucharitas de pimentón.



Cuando hierve se añade el arroz, se mantiene a fuego medio bajo 20 minutos. Se prueba de sal y listo para servir.



NOTAS

1. El resultado final ha de quedar caldoso pero no en exceso. El agua, pues, ha de ser el doble que el volumen del arroz y un poco más.
2. Si vemos que éste se va quedando seco, se puede añadir agua caliente.



¡¡A COMER!!

40 comentarios:

  1. Que gran verdad la que cuentas de las palomas.
    En Madrid hay costumbre de llamarlas "ratas con alas" y aunque debo decir que es cierto, que a veces son molestas, también deberíamos pensar en que la culpa de que vivan en nuestras ciudades, es nuestra y de nadie más. Y lo mismo las palomas opinan lo mismo de los humanos, que somos molestos y desagradables y que llenamos su entorno de ladrillos y de humo...

    El guiso... me has recordado a cuando era enana, y comíamos pajaritos, muy típico de mi tierra. Ahora ya es imposible, está prohibida su caza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también recuerdo cuando era pequeña y ponían pajaritos de tapas en los bares...

      Eliminar
  2. Que maravilla de plato, de cuahara como a mi me gustan y tan " de siempre" a mi padre le harias feliz! un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, Tere, con un platito de estos le das el capricho... Verás como le gusta.

      Eliminar
  3. Voy a probar a hacerlo seguro que en casa encanta!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás qué tal. Espero que te guste.

      Eliminar

  4. Buenos días Maritornes. Se me hace la boca agua al ver este sensacional plato de arroz con codorniz. Además como me gusta a mi que quede un pelin caldoso, con este fresquito te aseguro que me comería mas de un plato.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es un plato para entrar en calor con el frío que está haciendo... Te recomiendo que lo pruebes...

      Eliminar
  5. Eso tiene que estar de pecado… ¡Me encanta!

    ResponderEliminar
  6. Este es de los que me guardo.
    Y mira, me has convencido con tus argumentos sobre la visión que tenemos de las palomas y tórtolas, el hombre ya se sabe, es único alterando su entorno y desechando las cosas cuando no le hace falta.
    Mi madre me contó siempre que en su casa se criaban palomas sólo para guisarlas, visión que se me hacía difícil porque para mí son sólo pájaros que vemos por la ciudad.
    Pero te digo una cosa, este plato que nos presentas hoy, me lo comía con los ojos cerrados, me encanta el arroz y te ha quedado de lujo.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así somos, Nuria. Únicos, alterando los elementos de la naturaleza... En cuanto al arroz, me alegra que te haya gustado. Si lo pruebas, seguro que lo terminas haciendo más veces.

      Eliminar
  7. Mi querida amiga, toda la razon tienes en lo que cuentas de las palomas, creo que el hombre es el mayor enemigo de los animales, Bueno cielo decirte que este arroz tiene que ser una delicia, nunca lo he probado, pero la pinta me ha vuelto loca. Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hombres somos enemigos de tantas cosas... y lo peor de todo, que no tomamos conciencia de ello. Te animo a que pruebes el plato, María.

      Eliminar
  8. Tu entrada me recuerda cuando en los pueblos o en el campo se hechaba mano de las aves directamente del corral o del palomar e iban directas a la cazuela, ahora tan solo quedan ruinas y recuerdos de todo eso, no se si cualquier tiempo pasado fue mejor, lo que si se es que esta cazuela de codornices con arroz que nos traes es un espectaculo! Me encantan este tipo de platos con arroz, si me lo pones delante seguro que repito e incluso tripito! Me ha encantado leerte, como se dice ahora tus entradas tienen mucha alma. Un besote de tu fan! Buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vemos que captas el halo de añoranza que de forma implícita (aunque a veces no tanto) procuramos que haga acto de presencia en cada receta. Y también aciertas en el secreto de este plato de arroz: tras el primero, repetir...

      Eliminar
  9. Tiene un pinta estupenda el plato y seguro que el arroz con un deliciosos sabor besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gusto que le da la codorniz es especial, Adita.

      Eliminar
  10. mmmm que delicioso, un placer al paladar tu plato, besos

    ResponderEliminar
  11. Tiene que ser un auténtico manjar este plato. No hay más que ver la foto, qué buena pinta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este plato es de los que cuando los haces, no suele sobrar...

      Eliminar
  12. Me encanta tu introducción y, por supuesto, la receta con la que nos deleitas! Un beso

    ResponderEliminar
  13. Como siempre un post fantastico ,nunca he comido palomas ni pichones y eso que un hermano de mi madre tenia un palomar y siempre decia que no sabia el majar que me estaba perdiendo yo las veia como mascotas asi que no podia pensar en comermelas ,ahora que este arroz con las codornices no dudes que dejare de hacerlo .
    Aunque tambien me parecen preciosas como no las veo no me da tanta pena comermelas.
    Como siempre una receta y presentacion de 10 points.
    Es una pena lo que cuentas ojala empecen a recuperar los palomares asi como las palamos es una pena lo que esta pasando con ellas.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  14. Chus, si lo pruebas verás que te pasa como con los galianos.... que te quedarán ganas de hacerlos otra vez. Y aquí no tienes excusa, porque por tu tierra tienes también todos los ingredientes.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. Hola Maritornes!!.. Desde luego, qué plato más rico con el arroz caldosito, qué maravilla. Un plato ideal para estos días de frío :)
    Respecto al tema de las palomas, estoy contigo.. Estoy harta de escuchar a la gente decir aquello de que son "las ratas del cielo".. qué "qué asco dan".. "qué patada le daba".. etc... Y a mi, que soy una gran amante de los animales, me duele en el alma, porque efectivamente fuimos nosotros las que las pusimos ahí para que "adornaran" nuestros parques.. Porque nadie se acuerda del gran servicio que hicieron en su día.. Me da tanta lástima cuando las ves medio desplumadas, medio sarnosas.. Pero bueno..
    Un besote grande y gracias por esta gran receta y por el collejón a los "anti-palomas"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia, esas cosas tiene el ser humano... Y en cuanto al arroz, me alegra que te guste. Un arroz siempre suele apetecer y más en este tiempo...

      Eliminar
  16. Hola !!!
    Pues yo he de reconocer que como mucho las he comido dos veces en mi vida, pero mi marido me cuenta , cuando él era pequeño y sus padres hacían las meriendas con los amigos en la peña, era habitual llevar palomas o pajaritos cocinados en guiso, con arroz, en salsa .....etc
    El plato desdeluego se ve de lo mas apetitoso.
    Besinos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco las he comido muchas veces. Recuerdo cuando era pequeña, que los ponían de tapa en los bares... Ahora no los comeríamos...

      Eliminar
  17. Esto tiene que estar de vicio!! Me lo apunto.
    Feliz fín de semana.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  18. Yo nunca comí paloma pero mi marido que es castellano sí que recuerda ver a su madre prepararlas para los guisos. Y precisamente por lo que citas, porque son animales domésticos, y por la falta de costumbre, no me hago a la idea de comer paloma, de modo que me parece muy acertada la opción que has elegido :-) El arroz tal y como lo describes en la receta, tiene que estar buenísimo.

    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, creo que yo ahora mismo tampoco podría comer palomas o pajaritos... así que sí, mucha mejor opción las codornices...

      Eliminar
  19. ¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que también te guste nuestro espacio :D
    ¡Un abrazo grande de parte de los tres!
    www.melodiasporescrito.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenidos a mi cocina!! Ahora pasaré a visitar vuestro blog...

      Eliminar
  20. Que original, nunca lo he comido, pero se ve delicioso, me va a encantar seguro, así que me lo guardo para cuando lo pueda preparar!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás como cuando lo pruebes, volverás a repetir... porque es muy sencillo de hacer y estar muy rico.

      Eliminar
  21. A mi marido le encantan las codornices, y este plato le va a encantar ya veras, las migas las hare en Madrid cuando vaya para las fiestas, alli en la sierra que vive mi hijo hace frio, las tengo ya en pendientes, un besito mi niña

    ResponderEliminar
  22. Pues luego me cuentas qué tal te han salido. Espero que os gusten tanto o más que a mi...

    ResponderEliminar

Los comentarios en un blog son necesarios. Escribe lo que estás pensando a cerca de la entrada...